Utilización de los verbos de auxiliares en alemán

La construcción del pretérito perfecto con „haben“ o „sein“ – Utilización de los verbos de auxiliares

El pretérito perfecto es una de las formas temporales más importantes de la Gramática alemana. Se utiliza casi siempre que hablamos del pasado. Como en muchos otros lenguajes europeos el pretérito perfecto se construye con un verbo auxiliar y el Participio II. Los verbos auxiliares en alemán son „sein“ o „haben“.

De modo general, se utiliza el verbo auxiliar „sein“ con verbos de movimiento o de cambios de estado. „Haben“ se utiliza con los otros verbos. Pero, ¿qué significa esto?

El verbo auxiliar „sein“ con verbos de movimiento

Los verbos de movimiento son, por ejemplo: laufen, gehen, fahren, rennen, springen, fliegen, es decir, son verbos que describen la locomoción desde un lugar. Cuando queremos construir el pretérito perfecto con estos verbos, tenemos que utilizar el verbo auxiliar „sein“ de forma conjugadas en la segunda posición de la frase y la forma correspondiente del Participio II al final de la frase.

Por ejemplo:

Ich bin zum Bäcker gelaufen. He ido a la panadería.

Sin embargo, algunos verbos de movimiento pueden construirse en la forma de pretérito perfecto con „haben“ y „sein“. En esta categoría están los verbos como„schwimmen“ o „joggen“.

En conexión con direcciones o lugares, la construcción del pretérito perfecto sólo se puede realizar con „sein“.

Por ejemplo:

Ich habe geschwommen. Ich bin geschwommen. Ich bin zum Ufer geschwommen.
Ich habe gejoggt. Ich bin gejoggt. Ich bin durch den Park gejoggt.

Todas las formas nombradas son correctas, sin embargo, la formación del pretérito perfecto con verbos de movimiento tiende a hacerse con „haben“.

El verbo auxiliar „sein“ con verbos de cambios de estado

Los verbos de cambios de estado pueden ser, por ejemplo: sterben, wachsen, trocknen, verschwinden; también todos los verbos que describen un cambio de un estado A a un estado B, por ejemplo:

lebendig –> sterben –> tot
klein –> wachsen –> groß

También estos verbos se construyen en la forma de pretérito perfecto con „sein“. Excepción:

Con verbos transitivos de cambios de estado que se utilizan con objetos directos (acusativo) se construye la forma del pretérito perfecto con „haben“.

Por ejemplo:
Die Wäsche ist in der Sonne getrocknet. Pero: Die Sonne hat die Wäsche getrocknet.

La colada se ha secado al sol. Pero: El sol ha secado la colada.

El verbo auxiliar „haben“ – el „caso normal“

Con todos los verbos, excepto los que describan movimiento o cambio de estado, se construirá la forma del pretérito perfecto con el verbo auxiliar „haben“. Esto concierne a la mayoría de verbos alemanes.

Los siguientes verbos se construyen en la forma del pretérito perfecto siempre con „haben“:
– verbos transitivos, es decir, verbos en conexión con un objeto directo (acusativo), por ejemplo: Sie hat ein Eis gegessen. Ella se ha comido un helado.
– verbos reflexivos, por ejemplo: Ich habe mich gewaschen. Me he lavado.

Particularidades regionales

A pesar de la reglas generales nombradas, en las que el verbo „sein“ se utiliza exclusivamente con verbos de movimiento y de cambio de estado, en algunas regiones no está clara la utilización de „sein“. En el area lingüística del sur de Alemania, es usual la construcción del pretérito perfecto de verbos como „sitzen“, „stehen“ y „liegen“ con la ayuda del verbo auxiliar „sein“ aunque estos verbos no describan un movimiento y cambio de estado.

En el sur de Alemania, Austria y Suiza se utilizan de forma estándar y, en absoluto, falsa construcciones como: „Ich bin gesessen“, „Er ist gestanden“ o „Du bist gelegen“. Cual de las variantes debe asimilar el estudiante de alemán, depende de forma decisiva, de la region en la que se estudia el lenguaje y de donde proceden las personas con las que va a comunicarse cotidianamente.

Otros artículos de nuestro blog y cursos de alemán

Sprachschule Aktiv München hat 4,86 von 5 Sternen | 393 Bewertungen auf ProvenExpert.com