10 cosas para hacer en barcelona

10 cosas para hacer en barcelona

Recomendaciones prácticas

Es difícil visitarlo todo en Barcelona si no sabes por donde empezar. Barcelona es una ciudad rica en cultura, arquitectura, gastronomía, fiesta y mil cosas más. Aquí te dejamos algunas de las cosas más importantes para hacer en Barcelona aunque también aconsejamos ir más de una vez tanto en verano como en invierno.

1. Perderse paseando por la ciudad

Barcelona es una ciudad grande, pero tiene un tamaño perfecto para conocerla a pie. Olvidaros por un día del metro o el autobús turístico y recorredla dando bonitos paseos y cogiendo fuerzas en su amplia oferta gastronómica. Podéis optar por visitar los edificios y parques más importantes de la ciudad como la Ciutadella, el parque de Joan Miró o el castillo de Montjuïc.

2. Gaudí y el Modernismo

Antoni Gaudí, famoso arquitecto catalán por sus obras de estilo modernista. En Barcelona se encuentran los más importantes y conocidos. Por ejemplo La Pedrera, la Sagrada Familia, El Park Güell con su palacio, la Casa Batlló, La casa Vicens.

Pero Gaudí no fue el único exponente del Modernismo que dejó su huella en Barcelona. También merecen una visita, por ejemplo, la Casa Amatller y el Palau de la Música, de Puig i Cadafalch; la Casa Lleó Morera, diseñada por Domènech i Muntaner o la Casa de les Punxes. Otro ejemplo es el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Patrimonio de la Humanidad y cuyos jardines son un oasis en medio del bullicio de la ciudad.

3. Conoce las mejores salas de conciertos y teatros

Barcelona tiene bastantes locales de música en directo, como Razzmatazz o la Sala Apolo, pero también tiene salas de conciertos maravillosas. El Gran Teatre del Liceu es un superviviente espléndido, decorado con pan de oro, lujosas alfombras rojas y mucha ornamentación. Por otro lado está L’Auditori, un espacio elegante con capacidad para 2.400 espectadores que no solo programa conciertos de música clásica, si no también jazz, o músicas del mundo. El Palau de la Música Catalana es famoso por su arquitectura modernista y por la cantidad de actividades que acoge.

4. Un poco de hambre de Barcelona?

Los pintxos, platos del tamaño de un mordisco que se sirven sobre pan (la versión vasca de las tapas) también son una tendencia culinaria en Barcelona. Uno de los mejores lugares es Euskal Etxea, donde podréis saborear empanadillas de jamón serrano, pintxos de pollo en tempura con mayonesa de azafrán, queso provolone fundido con mango y jamón, o una mini-brocheta de carne de cerdo, pero hay muchos más sitios interesantes por la ciudad.
La oferta gastronómica más lúdica se podría completar con un vermut. Los fines de semanas son el momento ideal porque se dispone de más horas para “saltar” de bar en bar, pero realmente siempre es un buen momento para tomar vermut casero, de esas bodegas históricas.

5. Disfruta de las vistas de Montjuïc

La montaña de Montjuïc es perfecta para dar un paseo entre árboles y tener unas vistas estupendas, pero cuesta un poco más acceder a ella, por eso es menos visitada por los turistas. Allí están las instalaciones que se construyeron para los Juegos Olímpicos de 1992, incluido el Palau Sant Jordi o la torre de telecomunicaciones diseñada por Santiago Calatrava.

6. Una ciudad con muchas historias

Cuando se visita una ciudad nueva, es recomendable informarse un poco sobre su historia para entender sus edificios, urbanismo, arte y también algo del carácter de sus gentes. Barcelona está llena de herencias de diversas culturas y a cada paso que deis por su calles os tropezareis con algún vestigio.Podéis haceros una idea de su riqueza visitando el Museu d’Història de Barcelona que conserva el patrimonio histórico de la ciudad y lo expone en sus diversas sedes.

7. Báñate en el Mediterráneo

Barcelona tiene un poco más de 4 kilómetros de playas en las que estirar la toalla, plantar la sombrilla, embadurnarse de crema y poner la mochila a buen recaudo. Desde la playa de Sant Sebastià pasando por la Barceloneta, la playa de la Nova Icària o la Mar Bella. Cada una con su chiringuito, también nocturnos, donde refrescarse durante la jornada de sol. ¡El Mediterráneo es un regalo!

8. Aprovecha para ir de compras

El estilo tiene la etiqueta de Barcelona enganchada. Los compradores que recorran las calles del centro de la ciudad reconocerán al instante tiendas de marcas españolas como Mango o Zara, pero también deberían hacer una incursión en las tiendas de Zazo & Brull, propiedad de una pareja de diseñadores que combinan materiales y texturas con resultados excelentes y a un precio asequible. Si lo que buscas son accesorios, encontraréis vuestro objeto de deseo en Cuervo Cobberblack Bird, donde podréis comprar un par de zapatos artesanalesTiendas y boutiques donde obtener verdaderos hallazgos, todos hechos en Barcelona.

9. Ven a sus fiestas populares

Cada barrio tiene su fiesta mayor o popular normalmente cuando hace buen tiempo. Las más conocidas son las de Grácia y Sants gracias a sus concursos de la adornación de calles de todo el barrio, cada año de una temática diferente.

Les festes de la Merce son las fiestas de toda Barcelona que se celebran en setiembre. En cada barrio se hacen cosas distintas como actuaciones, fiestas del chocolate, actividades para niños, etcétera.

10. Y que siga la fiesta!

Si ya habéis descubierto parte de la cara que Barcelona muestra de día, llega el momento de darlo todo en los principales clubes y discotecas de la ciudad y asegurarse una noche de fiesta memorable. Algunas de las salas más importantes son Apolo, Razzmatazz, Carpe Diem, Sotavento, Sutton y el Club Eclipse en lo alto del hotel Wela, en la playa.

Esperamos que visteis pronto esta bonita y rica ciudad llena de vida y de historias y recuerdos para contar.

Sprachschule Aktiv München hat 4,81 von 5 Sternen | 272 Bewertungen auf ProvenExpert.com